Los juguetes caseros no tienen nada que envidiar a los más populares del mercado. Diseña un caballo de cartón con ayuda de un palo de escoba y emociona a tus peques con este regalo.