Haz que tus niños dejen volar su imaginación con juguetes caseros como éste: nada más curioso que una televisión de cartón hecha con una caja reciclada. En otra manualidad te enseñaremos a diseñar a sus protagonistas.