Un oso polar hecho con pompones es un juguete al que los niños pueden demostrarle todo su amor y cariño.